CasanareRegionalesYopal

Exdirector del DAS y 20 militares aceptan cargos por falsos positivos en Casanare

Ex comandante de la Brigada 16 del ejército no acepta imputaciones

 

El exdirector del DAS en Casanare, Orlando Rivas Tovar, aceptó la imputación de la JEP y admitió su responsabilidad en falsos positivos.

En su escrito de aceptación de responsabilidad, el exfuncionario señaló que manifiesta “a la sociedad, a las familias afectadas, a mis hijos, a mis padres, a mis hermanos, que mi labor será en adelante enarbolar una postura tesonera y aguerrida para lograr, en mediano y largo plazo, una reparación cierta, real y efectiva”.

Además de Rivas Tovar, y vencido el plazo para responder, la JEP señaló que un total de 23 de los 25 imputados aceptaron su responsabilidad, entre ellos el general Henry Torres Escalante, como lo reveló en su momento La W.

Entre los demás altos oficiales que aceptaron cargos ante la jurisdicción, se encuentran el coronel Wilson Camargo Tamayo (excomandante del Gaula Militar del Casanare), el coronel Marcolino Puerto Jiménez, y otros 18 oficiales de distintos rangos, quienes tuvieron distinta participación y responsabilidad en el fenómeno criminal que dejó más de 200 víctimas en ese departamento.

Incluso, mandos como el coronel Camargo Tamayo ofrecieron entregar mayor información sobre supuestos vínculos de altos oficiales como el general Quiñones, excomandante de la Cuarta División del Ejército, con grupos paramilitares (a sueldo).

“…da mucha tristeza, saber que nuestros comandantes estaban vinculados con grupos de autodefensas, y es el caso de oídas que se tiene al respecto de que el General Quiñones comandante de 4 División, recibía dinero de parte de la Autodefensas, de esto es testigo en su Época el Mayor Álvaro Malaver, quien también había sido comandante del Grupo Gaula”, sentenció el escrito de reconocimiento del coronel Tamayo.

Asimismo, el coronel ofreció entregar una ampliación de su versión voluntaria para hablar de operaciones de la Brigada 16 que habría beneficiado a las Autodefensas del Casanare (ACC) como la “operación Astuto” en la que se favoreció la desarticulación de ese grupo armado, y asegura, hubo personas que “ganaron” económicamente.

Finalmente, los únicos dos altos oficiales que decidieron rechazar los cargos endilgados por la jurisdicción son el coronel Cipriano Peña Chivatá, excomandante de la Brigada 16 en 2007 y el coronel Germán León, quien comandó el Batallón Ramón Nonato Pérez en 2006

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba