CasanareRegionalesYopal

General Henry Torres Escalante acepta responsabilidad por falsos positivos

Los hechos sucedieron en Casanare

En el documento conocido en exclusiva por La W, el excomandante de la Brigada 16 del Ejército en Casanare, hizo un duro mea culpa por los crímenes que se perpetraron, abandonando completamente su postura de inocencia.

El general Henry Torres Escalante aceptó la imputación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en su contra por falsos positivos en el departamento de Casanare y reconoció su responsabilidad por esos crímenes de guerra ocurridos en esa zona del país, dejando completamente de lado su postura de inocencia sostenida por muchos años y aceptando sus omisiones transformadas en homicidios.

En el documento conocido por La W, el general hizo un duro reconocimiento, pidió perdón a las víctimas y sus familiares, y resaltó su dignidad y buen nombre.

Asumo con vergüenza el señalamiento como máximo responsable que se me hace en el auto, por los lamentables crímenes de lesa humanidad y de guerra cometidas por hombres bajo mi mando mientras me desempeñé como comandante de la Brigada 16″, sentencia el reconocimiento del general en poder de W Radio.

En desarrollo del escrito, el general (sin asumir coacciones directas para instigar a que se cometieran los crímenes) reconoció responsabilidad señalando sus presiones permanentes sin distingo a las condiciones de sus subalternos, y sin respeto a la “vida humana como prioridad”.

“Caí en la irresponsabilidad de hacer comparaciones entre las unidades y exaltación por resultados operacionales, comentarios imprudentes, llamados de atención a algunos comandantes (…) aspecto que sin duda conllevó a incrementar las presiones, llevándolos entre otros motivos, a realizar operaciones ilegítimas”, reconoció el general del Ejército, también salpicado en su momento por ‘Otoniel’.

El excomandante de la Brigada 16 también reconoció que gracias al concepto de “guerra jurídica” dejó de lado cualquier denuncia sobre ejecuciones extrajudiciales, no acompañó las investigaciones internas, y tampoco verificó los procedimientos y protocolos para reportar las bajas en combate, expresando que “se volvieron mecánicos”.

“Me pongo en pie ante las víctimas y sus familiares para aceptar con vergüenza la responsabilidad que me corresponde, asumiendo que mis conductas omisivas y la presión a mis subordinados para que, en el desarrollo de las operaciones militares produjeran el mayor número posible de bajas en combate, fueron determinantes para la ocurrencia de lamentables hechos que enlutan sus hogares”, expresó el documento.

Torres Escalante, asimismo, reconoció el error de haber felicitado a oficiales por esos homicidios sin haber adelantado investigaciones exhaustivas y el daño producido a las víctimas de “desaparición forzada y homicidio en persona protegida porque además de soportar la ausencia de su ser querido, tuvieron que sufrir señalamientos en contra de la dignidad y honra de sus familiares”.

Adicionalmente, y al reconocer nuevamente su responsabilidad como autor mediato, imputada por la jurisdicción, señaló su disposición de ampliar su reconocimiento en la audiencia pública que se convoque, así como presentar propuestas de índole reparador hacia las víctimas.

 Tomado de la W radio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba