Se acaba el 2019 y nuevamente el Relator del Llano tiene sus tradicionales regalos de navidad y del 2020, para los personajes del Casanare, de Colombia y el mundo.

Comenzamos con el primer regalo, que se lo damos a Josué Alirio Barrera, el caballicero que de manos de Alvaro Uribe Vélez llegó a ser mandatario de los casanareños.

Es de los pocos gobernadores de este departamento que han cumplido su mandato por los cuatro años.

El Relator le deja el título de barón electoral de Casanare o el del Jorge Perico Cárdenas, de la época en esta región.

Tiene senadora, representante, gobernador entrante, si el Consejo de Estado lo deja y 7 alcaldes.

Es el único que tiene poder político en una región de los Uribistas, en Colombia, por que ahora parece ir de capa caída el senador del Centro Democrático.

En Casanare es lo contrario y quiérase o no Alirio Barrera, canta y baila en esta tierra.

Eso sí, esperemos a ver qué sucede después de que salga del poder el 31 de diciembre, si sigue con el poder, o por ser ya ex mandatario, las cosas le pueden cambiar.

El siguiente regalo de El Relator del Llano, es para Marco Tulio Ruiz, ahí le deja una asamblea, para que haga oposición.

Sacó más de 85 mil votos y  en sus intervenciones, se mostrará mucho si es capaz de cuestionar el poder Uribista en el departamento.

El tercer obsequio, es para Luis Eduardo Castro, ahí le deja El Relator y los Yopaleños, la alcaldía, por la que luchó por muchos años.

Le queda eso sí, una alcaldía endeudada, un malecón, por construir, una Ceiba por liquidar y unos periodistas resentidos por lidiar

El siguiente regalo es para el gobernador electo Salomón Sanabria, ahí le queda un triunfo apretado en las elecciones, pero triunfo al fin y al cabo y una demanda en el Consejo de Estado, que debe saber lidiar.

Salomón deberá actuar con sabiduría, como el Rey de Israel, que escribió el Eclesiastés, los Proverbios y el Cantar de los Cantares.

Siempre con prudencia y sapiencia, para manejar a estos casanareños, que no los tienen contentos con nada.

Al nuevo gobernador y los alcaldes, El Relator del Llano, les deja buena plata con las regalías, que está por sancionar el presidente Iván Duque.

Parece un porcentaje pequeño, pero es mucho dinero, en sus arcas, que tienen muy menguados sus ingresos.

Se les acaba el discurso, de que nos quitaron las regalías y que por este motivo no se podrá cumplir, con muchos puntos del programa de gobierno.

Los regalos de El Relator también van para el nivel nacional y al presidente Iván Duque Márquez, le obsequia una mano de protestas, que se le avecinan, si no atiende las reclamaciones de sindicalistas, universitarios, simpatizantes de Petro, Fajardo y hasta de artistas.

Por ahora le está haciendo una tregua, pero deje que pase la navidad, el año nuevo y los Reyes y verá, que se vuelven a rebotar y con más ánimos.

A Claudia López la nueva alcaldesa de Bogotá, después de su luna de miel, le entrega El Relator  una capital colombiana, caótica y difícil de manejar.

Con un contrato de El Metro, que construirán los Chinos, ojalá bien para por fin poder contar con una movilidad, aceptable en la ciudad de todos y de nadie.

También le mandamos a Leonardo Puentes, que siempre estuvo a distancia respaldándola y ahora que se queda sin puesto, le puede ser útil, en cualquier posición de su alcaldía.

Los regalos de El Relator se devuelven para Casanare, con la nueva directora de Corporinoquia, Doris Bernal.

Ahí le queda una entidad, que le deja Martha Plazas, que dice  hizo mucho por el medio ambiente.

Eso dice ella, pero hay muchos comentarios externos, que se hacen  sobre la administración de esta supergobernación.

Esperemos, que  Doris Bernal mire, las cuentas y vea como queda la parte administrativa y detalle, si mucho de lo que se especula, pero no llegó a denuncias,  es cierto o es puro rumor y especulación.

Eso sí a Doris Bernal, le obsequiamos un buen equipo de abogados, que le permita  defenderse de la demanda que le instauraron en el Consejo de estado, antes de posesionarse.

La verdad, no es una buena forma de empezar el cargo, pero eso les pasa a todos los que llegan a estas posiciones.

Además, esto del cuento de la experiencia en estos cargos, como  que solo se lo exigen a los de ruana, porque todos los funcionarios, que han llegado a la Corporinquia, del medio ambiente, vinieron a conocer cuando ejercieron el cargo.

Seguimos con los regalos en Casanare y esta vez son para hombres que han hecho política, han logrado posiciones importantes y tienen un nombre destacado en el departamento, pero que hace algunos años perdieron su olfato político.

Nos referimos a Rodrigo Chaparro, ex alcalde de Yopal, quien hace rato que no logra ganar elecciones, ni en forma personal, ni respaldando a algún candidato.

Su más reciente derrota la tiene, con Salomón Sanabria, ya que él apoyo a Marco Tulio Ruiz.

Igual pasó, con el licenciado Diego Humberto López, quien se fue por ese lado y vuelve a tener un revés político.

Pero el más dramático,  es el caso de Andrés Rueda, quien se abrió de Alirio Barrera, porque la verdad nunca han simpatizado y acompañó  a Marco Tulio, pero el tiro le sale por la culata.

Claro que tuvo su tabla de salvación con el respaldo que le dio a Luis Eduardo Castro.

Para los tres vamos a obsequiarles un curso, para perfeccionar su olfato político.

Que no se dejen llevar por las vallas, las encuestas de los primeros meses de campaña y por alegrías de gallo capón.

A Carlos Fredy Mejía, le obsequiamos, su curul de diputado, porque su supo medir sus fuerzas en las urnas y obviamente tuvo claro, que no se podía volver a quemar.

Ojalá haga un buen papel y logre concretar ese discurso fluido, con hechos reales, para sus simpatizantes, que lo apoyan por épocas, en esta cambiante actividad política.

Volvemos para Bogotá, pero con los congresistas casanareños, a quienes también les tenemos regalito navideño.

A Cesar Ortiz Zorro, le regalamos, una posible opción de candidato a la gobernación, cuando termine su periodo en la Cámara.

Eso sí que sea cuando termine el periodo y que no se vaya a apresurar, recuerde lo que pasó con Jacobo Rivera y Efrén Hernández.

A Jairo Cristancho le obsequiamos un elogio, porque ha cumplido con un buen trabajo y ya se tienen logros.

A la Senador Amanda Rocío Gonzales, le expresamos nuestro reconocimiento por la labor cumplida, eso sí que sea menos renuente a hablar con los periodistas, especialmente aquellos, que poco la loan y no le dan palmaditas en la espalda.

A ella le obsequiamos un sombre peloeguama a ver, si lo cambiar por el texano de Alirio Barrera.

Eso sí tocará saber, si después de que salga Alirio de la gobernación, seguirá usando sombrero, en plenos debates del congreso.

Estos fueron los regalos de El Relator del Llano, para este final del 2019 y para el 2020, desde ya les deseamos a todos nuestros lectores,  mucha prosperidad, salud, dinero y amor.

 

 

Que opinas de esta nota "Deja Tu comentario"