Un juez le ordenó al ministerio de Defensa y al Ejército Nacional hacer un acto de perdón público a los familiares de Daniel Torres Arciniegas y Roque Julio, quienes fueron presentados como guerrilleros abatidos en combate por la Brigada XVI en Casanare.

Un juez condenó a la Nación por su responsabilidad en la ejecución extrajudicial.

Según el falló en este caso existió el objetivo de eliminar a los testigos en medio de la investigación por el asesinato de dos campesinos a manos del Ejército en 2015.

Torres y su hijo fueron amenazados por militares quienes les reclamaban por haber rendido testimonio en su contra.

Ambos fueron asesinados pese a haber pedido medidas de protección y su familia tuvo que abandonar su finca en la vereda El Triunfo, zona rural del municipio de Aguazul.

El juzgado ordenó a las entidades demandadas indemnizar a los familiares de las víctimas por los daños morales y perjuicios económicos por el desplazamiento forzado que sufrieron.

 

Fuente : W Radio

Que opinas de esta nota "Deja Tu comentario"