Un llamado al Gobierno Nacional hicieron los Concejales de Boyacá y Casanare para que adopte medidas especiales que permitan mejorar la movilidad sobre la transversal del Cusiana, en reciente encuentro efectuado en este corredor, que hoy tiene un muy alto flujo automotor.

Algunos de los integrantes de los cabildos de  Yopal, Aguazul en Casanare y Pajarito y Sogamoso en Boyacá señalaron que todo el impacto del cierre de la vía Bogotá – Villavicencio lo están recibiendo la comunidad de las poblaciones aledañas a la carretera del Cusiana.

Mientras tanto el Alcalde de Aguazul, Renier Darío Pachón confió en que el encuentro sostenido con los integrantes de las Corporaciones municipales en Pajarito Boyacá contribuya a iniciar unas mesas de trabajo con el Gobierno nacional, el Ministerio de Transporte y el Invías.

Los asistentes se mostraron, muy preocupados por aumentos de problemáticas como la contaminación auditiva, ambiental, el peligro para las comunidades por el exceso de tráfico, el deterioro de las vías, entre otras son las afectaciones que se deben mitigar con acciones concretas.

Mientras tanto el  Alcalde de Pajarito, Boyacá; Inocencio Pérez advirtió que una problemática compleja se registra por los daños de la vía al Llano debido a que es imposible para niños y adultos mayores cruzar por la vía principal.

Pérez dijo que esperan que el Gobierno Nacional sea solidario con este municipio que se está viendo afectado por la cierre de la vía al Llano, no solo en movilidad sino en salud y medio ambiente.