Seis importantes anuncios del gobernador de Casanare en materia de inversión se hicieron durante la mañana de este miércoles desde la Presidencia de la República. El fortalecimiento de la infraestructura y conectividad vial entre los municipios de la Campaña Libertadorahacen parte de la gruesa partida presupuestal.

Se firmó  en la Casa de Nariño el Pacto Bicentenario, el cual beneficia a cinco departamentos, priorizando atención en Casanare, donde existe una “deuda inmensa por parte de la Nación y la historia del Departamento” como lo dijo la vicepresidenta de la República Martha Lucía Ramírez.

Tras la gestión del gobernador Josué Alirio Barrera y la senadora Amanda Rocío González, hoy ante el Gobierno Nacional Casanare es tenido en cuenta para considerables  proyectos de inversión.

Según el mandatario seccional, por lo menos en tres meses empezarían los procesos contractuales para dar inicio a por lo menos seis importantes obras de desarrollo vial en el departamento de Casanare.

  1. La vía Yopal – El Morro – Labranzagrande- Vado Hondo.
  2. La Ruta de los Libertadores: Belén – Socha – Sácama – La Cabuya – Paz de Ariporo.
  3. Los estudios, diseños y construcción de la vía Nunchía – Morcote – Paya y Pisba.
  4. Priorización de la vía La Yopalosa – Nunchía – Támara –Sácama, conocida como la Ruta del Café.
  5. Cofinanciación de obras emblemáticas por la Ruta Libertadora, en cinco municipios de Casanare.
  6. $100 mil millones para terminación de la vía del Cusiana (Sogamoso – Aguazul) con recursos de Bicentenario.

Esta última incluye la rehabilitación del corredor Transversal del Cusiana: Sogamoso – Crucero -Toquilla – Aguazul, teniendo en cuenta que, debido al cierre del corredor Bogotá – Villavicencio, la puesta en  marcha de este tramo vial es fundamental como desvío para los vehículos de carga. Para la ejecución de esta obra en particular, los recursos serán aportados así: $50.000 millones provienen del Ministerio de Transporte, $25.000 millones de Casanare y $25.000 millones del departamento de Boyacá.

 

Alirio Barrera agradeció la gestión del Gobierno Nacional, en cabeza del presidente Iván Duque, porque la región de la Orinoquía, en especial Casanare, salió del anonimato y empieza a ser parte de una nueva historia para el país.

El Pacto Bicentenario, que tendrá una vigencia de diez años (2019-2029), permite la articulación de proyectos estratégicos y recursos financieros del Gobierno Nacional y los departamentos de Casanare, Arauca, Boyacá, Santander y Cundinamarca para realizar obras de alto impacto en el desarrollo regional, generar empleo, y reducir la inequidad social y territorial.