A Judith López. Profesional casanareña, no le han salido las cosas, con su pretensión de ser candidata por el Partido Centro Democrático para la gobernación del departamento del Casanare.

Ella ha sido amiga  de Alvaro Uribe Vélez y estuvo en la campaña de él en varias de sus actividades políticas, siendo la última la reciente elección del presidente Iván Duque.

Ella recientemente hizo unos acuerdos previos, con los demás pre candidatos, para las elecciones del 27 de octubre, Julián Fonseca, Andrés Rueda, Carlos Fredy Mejia y Salomón Sanabria, pero los incumplió.

Ya se conocen las circunstancias que generaron este incumplimiento en los acuerdos y porque quedó por fuera de la encuesta que hoy adelanta la firma que sugirió para escoger candidato por este partido .

Acudió inicialmente al directorio departamental de Casanare, que le negó la opción de participar en la encuesta y luego envió a la dirección nacional otra petición similar, que ahora está por resolverse.

Lo más reciente que hizo fue que interpuso una tutela que le fue negada por improcedente y  porque según el juez local de pequeñas causas, si habían pruebas de que se hicieron unos compromisos previos y no se cumplieron por parte de la accionante.

De esta forma  que Judith Lopez, ha visto truncadas sus aspiraciones de ser candidata por el Centro Democrático y según se supo, podría hasta renunciar al partido, porque según ella la encuesta solo es una forma de justificar la pretensión que tiene el gobierno de Josué Alirio Barrera de que Salomón Sanabria sea el candidato del partido.

Para algunos analistas políticos, este es un desgaste innecesario, que muestra fuertes fricciones entre los amigos de Alvaro Uribe, que luego pueden pesar mucho para las elecciones del 27 de octubre, con un rival tan fuerte como Marco Tulio Ruiz.