Con cuestionamientos por aspectos personales con empleados y con algunos diputados con el gerente del hospital regional de la Orinoquia, Ronald Roa Castañeda, se cumplió el  debate de control político en la asamblea del Casanare al citado funcionario.

Los cuestionamientos más fuertes los hizo el diputado José Antonio Barrera Blanco, quien pidió la renuncia Roa Castañeda, porque según está afectando la prestación del servicio.

El diputado del partido liberal, se mostró muy molesto por alguna declaración que dio el gerente, sobre que varios diputados le habían pedido puestos a sus amigos en el centro asistencial.

Al final, el presidente de la Asamblea Yorks Cortez, cuestionó actitudes personales, como la arrogancia y el hecho de que el vocero del HORO, hubiese querido  demostrar que la Asamblea no lo podía citar a un debate público.

“El gerente del HORO es el niño indisciplinado de la Administración Departamental”, fue una de las apreciaciones, que  al finalizar la sesión expresó el señor Cortez.Los diputados además,  reprocharon aspectos como la falta de equidad en las condiciones laborales de los empleados del Hospital, las tercerizaciones entre otros factores.

Por su Homero Abril Hurtado, reiteró que el tema de las tercerizaciones es nefasto por  lo que la utilidad se la llevan los privados en porcentajes de más del 90 por ciento “los recursos se están fugando, no sabemos por ejemplo cómo se distribuye la utilidad en facturación ni quienes la ejercen.

Somos  el único Hospital que no puede tener un radiólogo de planta pero que sí puede pagar 200 millones a una empresa asociada” resaltó.

Los Diputados concordaron en que desde un principio han instado al gerente del HORO para que termine con las tercerizaciones y que esto no se ha cumplido.

No podemos negar que ha habido algunos aspectos positivos “se ha aperturado 23 servicios nuevos, se ha recuperado cartera del 62 por ciento y que se pague la nómina medianamente puntual, son cosas buenas,  pero hay también aspectos reprochables como la demora en el pago a los funcionarios de OPS. Todos estos aspectos repercuten en el servicio que se le presta día a día a los usuarios” argumentó el diputado Manuel Enrique Albarracín.

Por su parte el diputado Julián Roa consideró que la gestión del gerente ha sido positiva, lo que la ha enlodado, es el roce con algunos sectores del sindicato y diputados de la Asamblea.

Consideró necesario que limen asperezas y se bajen los egos que en últimas no le interesan al usuario.

Por su parte el gerente del Hospital regional de la Orinoquia dijo que que en un 95 por ciento, se tiene satisfacción de los pacientes, según lo demuestran las mas de 17 mil encuestas que se han efectuado con los ciudadanos que acuden al hospital.

Sostuvo que se han mejorado notoriamente los servicios, como nunca antes se había visto y expresó que mientras en otras partes se cierran hospitales en el centro asistencial se aumenta la oferta en salud.

Pese a que el debate duró más de 6 horas, las expectativas, que se tenían del mismo, no se cumplieron y tampoco se escucharon denuncias sustentadas en contra del citado.