A pesar de las difíciles condiciones topográficas, personal del cuerpo de bomberos voluntarios de Yopal, con la colaboración de la comunidad se extrajo de un abismo profundo, los cuerpos de los dos ciudadanos que perecieron al intentar ayudar un grave incendio presentado en montañas limítrofes de Casanare y Boyacá.

Las victimas mortales son Diego Torres y Ramiro Alarcón, que inicialmente habían sido reportados como desaparecidos.

El hecho ha causado gran consternación en la comunidad de El Morro, donde gozaban de gran aprecio.

Los cuerpos fueron entregados  al CTI para las diligencias judiciales  de rigor y hoy se espera que sean entregados a sus familiares.

Como hipótesis preliminar, se conoce que cayeron al abismo, de gran profundidad, en medio de la gran conflagración que  consumió cientas de hectáreas de vegetación de la zona.

Sobre el caso se espera una investigación a fondo de las autoridades correspondientes