Las autoridades de  policía,  incautaron 58  kilogramos de base de coca, en zona rural de Villanueva, luego de un seguimiento especial  y la inspección rigurosa  a un vehículo rodante, cuyo conductor mostró nerviosismo y llamó la atención del personal policial.

El cargamento fue  y encontrado en las llantas traseras  del vehículo campero,  donde se había  encaletado  los kilogramos de base de coca, envueltos en dos neumáticos.

La acción se desarrolló en un control , en la que el conductor de un campero, fue requerido, en  un  puesto de control de la policía de carreteras, a la altura, del kilómetro  2 mas 800 metros, de la vía Barranca de Upía Monterrey.

Los uniformados le solicitaron los documentos del vehículo y cacheo del mismo, al conductor y este  ciudadano se torna nervioso , acción que alerta a los policiales  por lo que llevan el Campero a la estación de policía de Villanueva, para realizar la inspección minuciosa, que terminó con el resultado antes señalado.

Acto seguido se solicitó la incautación del alcaloide para su destrucción, al igual que la incautación del campero con fines de decomiso.

Luego se llevó el caso a la fiscalía que pidió  imputación de cargo, para el conductor que fue detenido,   por el delito contemplados en el Art. 376 del  código penal, trafico, fabricación o porte de estupefacientes , en calidad de autor , a título de dolo por  transportar el alcaloide.

El conductor fue identificado como Julio Roberto Abril león quien fue llevado a un juez de garantías, donde no aceptó los cargos que le imputó la fiscalía.

Pese a todo el  Juzgado Primero Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Monterrey, legalizó la captura y el impuso medida de aseguramiento  en su residencia.