Desde el Campus Universitario Rural de la Universidad de La Salle con sede en Yopal, creado para convertir en profesionales del campo a jóvenes rurales de escasos recursos, con historias de vida enmarcadas dentro de la difícil situación de orden público de la Colombia rural; un destacado equipo de profesionales presenta 10 innovaciones agroindustriales creadas por los estudiantes en el proceso de convertirse en ingenieros agrónomos.

Uno de las innovadores de la versión 2018, es el vino de banano. En palabras de Nelby Urrego, estudiante de Utopía, nacida en San José del Guaviare, “para la elaboración del vino es vital cuidar de varios factores, entre ellos la calidad de la materia prima (bananos), así como del proceso de fermentación, en cual dura en promedio diez días y vigilar, frecuentemente, las variables que permiten que la bebida adquiera un abanico de sabores incomparable”.

“La totalidad de los innovadores productos creados fueron  presentados en un evento llamado el Día de La Cosecha que es la feria agroindustrial representativa del programa de Ingeniería Agronómica, donde los estudiantes de ocho líneas de producción (ver relación abajo), dan a conocer las materias primas que ellos mismos han cosechado y que han transformado gracias a su ingenio, trabajo en equipo y aplicación de los conceptos teóricos vistos en las aulas y los laboratorios de vanguardia con los que cuenta el Campus”, explica Pedro Galvis, Director General del Campus Rural Universitario Utopía de la Universidad de La Salle.

A este evento que cuenta con una tradición de seis años, siempre asisten representantes del sector agrícola y habitantes de la región, a quienes los estudiantes les comparten de primera mano los métodos utilizados para la elaboración de los productos como una forma de promover la empresarización del campo.

Para el Ingeniero de Alimentos, Cristian Castro, miembro del comité organizador del evento “se trata del resultado de un año de trabajo, en el cual profesores y estudiantes recogemos los frutos de una siembra inspirada en la gratitud y el amor por el campo colombiano, y a partir de lo cosechado fabricamos productos con técnicas industriales e innovación convirtiendo alimentos tradicionales en productos novedosos que demuestren que la agroindustria es la puerta de entrada al desarrollo económico de Colombia”.