En mesa de trabajo con la secretaria Departamental de Salud, Claudia Patricia Orozco Pineda, y el equipo de aseguramiento de esa cartera, la gerente regional de Medimás en Casanare, Aura María Peña, señaló que la EPS seguirá garantizando la continuidad en la prestación de servicios para los 89.736 afiliados en el Departamento, ratificando que los usuarios están asegurados.

Por lo que se invita a los afiliados a mantener la calma, en razón a que no se verá afectada la prestación de servicios, frente a la decisión tomada por la agente especial liquidadora de revocar la venta de Cafesalud, antigua Salucoop;  dado que la EPS cuenta con la red contratada y disponible para seguirles brindando la atención en salud.

“En este momento podemos enviar un parte de tranquilidad a todos los usuarios de Medimás, tanto a los 20.283 afiliados al régimen subsidiado, como a los 69.317 contributivos, a quienes podemos manifestar que no habrá traumatismos en su prestación de servicios. La EPS tiene red contratada y alterna de servicios en el Departamento, donde se incluyen instituciones públicas y privadas”, precisó la titular de la cartera de Salud, Claudia Patricia Orozco Pineda.

Agregó la funcionaria que la Superintendencia Nacional de Salud adoptará y divulgará un plan de contingencia que garantice el aseguramiento y la continuidad de los afiliados a Medimás EPS y, a su vez, dispuso de un canal directo de comunicación a través de la línea gratuita de atención 01 8000 513 700 opción 4 y el correo electrónico afiliadosmedimas@supersalud.gov.co para que los usuarios presenten sus inquietudes.

Cabe anotar que la Supersalud adelantará un programa especial de vigilancia a la EPS para garantizar la calidad y continuidad de los servicios de salud de los usuarios; acción que a su vez realizará la Secretaría Departamental de Salud, en el marco de sus competencias.

Pese a todos estos anuncios los usuarios están muy preocupados, porque la atención puede ser peor de lo que ha venido siendo hasta el momento.