A partir del 1 de octubre Capresoca EPS y cuatro entidades más del país no pueden realizar nuevas afiliaciones, ni aceptar traslados de usuarios de manera personal, como medida impuesta por la Superintendencia Nacional de Salud, bajo la Resolución No. 10007 del 28 de septiembre de 2018.

Según la resolución, la medida fue tomada con el propósito de estabilizar los servicios de salud y garantizar los derechos de los usuarios afiliados a la EPS.

Ante esta decisión, interpuesta por la máxima autoridad en salud en Colombia, el gobernador Josué Alirio Barrera y la gerente de Capresoca Nuria Bohórquez, adelantan gestión ante el gobierno nacional para evaluar la situación, e interponer un recurso de reposición que permita reevaluar la medida y volver a permitir la afiliación de nuevos usuarios; todo esto con el firme propósito de fortalecer la EPS del departamento y velar por el bienestar de la población en general.

En apoyo con la senadora Amanda Roció Rodríguez y el representante a la Cámara Jairo Cristancho, se está solicitando a la Supersalud un espacio para dar a conocer los avances en gestión y cumplimiento de indicadores por parte de la EPS, en aras de encontrar soluciones que permitan el levantamiento de la medida.

Frente la imposición de la medida, la gerente de la entidad entrega un parte de tranquilidad a los 191.996 usuarios con los que cuenta la entidad en este momento, e invita a los interesados en nuevas afiliaciones a acercarse a las instalaciones de la EPS para revisar cada caso en particular, puesto que la decisión no opera para la afiliación de beneficiarios que integren el mismo núcleo familiar y las   novedades de traslados posterior a la notificación de esta resolución.