El rastreo del patrimonio constituido por las organizaciones criminales a través del narcotráfico, la extorsión y otras actividades delincuenciales, permitió a la Fiscalía General de la Nación identificar un grupo de bienes que habría sido adquirido por los cabecillas de una disidencia del frente 28 de las desmovilizadas Farc.

De acuerdo con el material probatorio y los testimonios recopilados, Carlos Sánchez Meza, conocido con el alias Efrén, y algunos de sus subalternos pusieron a nombre de terceras personas varios inmuebles y establecimientos comerciales en municipios en los que tendrían injerencia ilegal en Casanare.

Con suficiente evidencia sobre el origen ilícito de las propiedades y luego de conocer la maniobras utilizadas para ocultarlas, la Fiscalía General de la Nación impuso medidas cautelares con fines de extinción de dominio a nueve predios ubicados en jurisdicción de Paz de Ariporo (Casanare), que superarían en valor los cuatro mil millones de pesos ($4.000’000.000).

Investigadores del CTI de la Fiscalía, con apoyo del Grupo de Inteligencia de Lucha contra las Finanzas del Terrorismo (GILFOT) y personal del Ejército Nacional, ocuparon los bienes, entre los que sobresale el supermercado La Bonanza, avaluado en mil quinientos millones de pesos ($1.500’000.000), seis (6) viviendas y locales comerciales en el casco urbano del municipio, y dos (2) terrenos en el área rural.

Las propiedades afectadas en esta primera diligencia de extinción de dominio contra las disidencias de las desmovilizadas Farc, quedarán a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

La Fiscalía hace pública esta información por considerarla de interés general