Una vez más en el municipio de Pore se ve afectado por inundaciones en varias veredas por  las lluvias y las dificultades que afrontan el alcantarillado pluvial , reveló  el comandante del cuerpo de bomberos voluntarios de la localidad, sargento Felix Inocencio.

Explicó que este es el segundo hecho que ocurre en pocos días y  ya van más de 30 familias afectadas, por esta situación.

En esta oportunidad las veredas perjudicadas son las veredas Agualinda, Guanábanas, una finca del concejal Jorge Granados y otros sectores del casco urbano.

Las afectaciones de ayer alcanzan a unas 20 personas, según el reporte oficial.

La cuestión se complica, porque los 9 bomberos, con que cuenta esta localidad, no tienen los elementos suficientes  para poder.

Felix Inocencio ha advertido, que la localidad, queda desprotegida si la alcaldía o la gobernación no renueva un contrato para poder  laborar sin contratiempos, en la entidad bomberil.