La Sociedad de Activos Especiales no efectuó el proceso de desalojo del inmueble de la Fundación Juan Feliz, propiedad de Juan Helí Fajardo, ubicado en la carrera 19 con calle 28 de Yopal, donde anteriormente funcionó un establecimiento publico, denominado Babilonia.

En este lugar hoy se hallan varios pacientes que intentan dejar el consumo de drogas, efectuando una muy loable labor.

Juan Helí Fajardo asegura, que esta fundación ha ayudado a muchas personas con adicciones y que se la pasaban en las calles o lugares públicos de Yopal y otras ciudades del Casanare.

El proceso de extinción de dominio, se da porque según la fiscalía, en este sitio, donde funcionó una casa de lenocinio se expendían sustancias sicoactivas.

Juan Helí Fajardo, presidente de la Fundación Juan Feliz, aseguró que el arrendó el inmueble y que el no supo que allí se presentaba esa situación, porque él por esos años vivía en Bogotá.

El procedimiento  se aplazó hasta el día 22 de octubre, porque el en lugar funciona una Fundación, que tiene un carácter social, según apreciación dada por el abogado, Alberto Latriglia.

El abogado Latriglia, instauró una tutela, para que se revise dicho proceso, porque según el se encontró algunas falencias.

El proceso de extinción de dominio fue aprobado por el Tribunal Superior de Bogotá, a donde llegó dicha acción legal.

Cree el abogado que se tienen violaciones al debido proceso, por lo tanto se pide que se revoque la extinción de dominio sobre este bien, porque las personas que fueron capturadas, en el momento de iniciar esta demanda, no fueron condenadas por el delito que les imputaban.

La Tutela se instauró en la Corte Suprema de justicia, sala de casación penal.