El juzgado segundo administrativo de Yopal a través de un auto, proferido el 13 de agosto del 2018, abrió un incidente de desacato, al gobernador de Casanare, Josué Alirio Barrera, por no cumplir una sentencia de una acción popular, donde se ordena tener con transitabilidad en la vía a Orocué, por el sector de la Nevera.

La determinación se dio al comprobarse por parte del juez, en visita, con el comité de verificación, de inspección, efectuada el 27 de julio pasado, que no se había cumplido, con las exigencias de dicha determinación.

El argumento de la apertura del incidente de desacato, se da por el hecho de que el gobierno seccional no cumplió con la medida provisional, que se había impuesto que consiste en que la vía debe estar en perfecto estado para el tránsito automotor, en forma permanente, tanto en invierno como en verano.

El abogado que instauró la acción popular, es el ex personero de Orovué, Carlos Gonzales Cárcamo, quien lleva varios años insistiendo en el tema.

Precisa Gonzales Cárcamo, en diálogo con Erica Zolano, de Casanare Noticias que este mantenimiento, se debe hacer con miras, a la futura pavimentación de este importante corredor.

La vía conduce a Orocué, desde Yopal, por la Nevera, pasando, por San Luis de Palenque, Barquereña, Mata Brava hasta llegar a esta localidad ubicada a orillas del rio Meta.

Adicionalmente ya se tuvo un fallo a otra acción popular, de la vía que comunica de Yopal a Orocué, por el sector de Quebradaseca y el Cacho, pero esta sentencia, fue revocada, por el Tribunal administrativo de Casanare.

Frente a lo que sigue en esta apertura de desacato, a la gobernación,  el juez da un tiempo, para que el gobernador Josué Alirio Barrera, a través de sus apoderados, de su versión sobre los trabajos ejecutados y se pruebe que si se ha cumplido con las exigencias de la justicia en este caso.

Dentro del auto proferido, por el juez, se hace relación a unos recursos, para adecuar los primeros 16 kilómetros del corredor, partiendo de Orocué, en un contrato millonario, cuyos recursos se giraron ya a la alcadia, pero no incluyen nada, para atender los sitios críticos, como lo exige la petición del juzgado.

El auto en contra del gobernador es de primera instancia, pero puede ser, apelado, ante el Tribunal administrativo de Casanare.