El padre del niño David  Estaban Cano, fallecdio  el pasado 5 de junio  en el hospital regional de la Orinoquia, Yobany Cano,  culpó  a Capresoca  del deceso de su hijo por presunta negligencia y anunció que instauró una denuncia en la fiscalía.

Aseguró que el menor de tres meses,  había sido llevado varias veces al hospital Juan Hernando Urrego, de Aguazul pero solo hasta cuando lo vieron grave, lo remitieron a Yopal

Expresó que no tuvo respuesta a una solicitud de remisión de la unidad de cuidado intensivo pediátrico, pero nunca obtuvo respuesta al respecto.

Lamentó que el actual sistema de salud, de Colombia, está acabando con la vida de muchos pacientes.

En varias intervenciones públicas Cano pidió inclusive la renuncia de la gerente de Capresoca  Nuria Bohórquez,

Opinan los veedores de salud

Por su parte el veedor de salud, Víctor Hugo Tamayo,  reclamó que se realice una investigación a fondo del caso y antes de culpar a la Eps, se evalúe a fondo lo ocurrido.

Tamayo pidió que el secretario de salud David Francisco Gallego, haga un pronunciamiento, oportunamente, ya que le corresponde a la entidad a su cargo, ejercer la labor de vigilancia del servicio que se presta en el hospital de regional de la Orinoquia.

Mientras tanto el presidente de la Asamblea,  Homero Abril, pidió disculpas a por los errores de la clase política y cuestionó los errores, que se tienen con la atención en los municipios con el primer nivel.

Cuestionó duramente la tercerización de los servicios del hospital de Yopal y manifestó que las ganancias de los equipos, que compró la gobernación la están obteniendo los privados.

El caso de la muerte del niño, generó protestas de muchos familiares que pacíficamente se apostaron frente al hospital y exteriorizaron su inconformismo, con lo que ocurre con la salud en el departamento.

Responden gerentes de HORO y CAPRESOCA

Por su parte el gerente del hospital regional de la Orinoquia Ronald Roa dijo que es un hecho triste, pero que  el personal cumplió con todos los protocoles, previstos para estos casos

Aseguró que el menor ingresó en estado crítico y días antes, ya venía con este inconveniente de salud.

Sostuvo el funcionario que la enfermedad que atacó al menor era muy grave y confirmó que el diagnostico preliminar, indica que se trata de un dengue grave.

Aclaró, finalmente el señor Roa, que este dictamen debe ser confirmado por el instituto nacional de salud.

Por su parte la gerente de Capresoca,  Nuria Bohórquez,  respondió a estas acusaciones y dijo que se cumplieron los protocolos que se exigen para situaciones como la del niño en  mención

Insistió en que siempre se acató el tema de la remisión, pero no se consiguió cama en forma oportuna.

Precisó que el hospital de la Orinoquia, le brindó atención adecuada e inmediata al menor.

Nuria Bohórquez, finalmente dijo se someterá a lo que  dispongan las investigaciones tanto de la Secretaría de salud, como de las autoridades judiciales competentes.