Los representantes del  proyecto Torres de Palmarito, han resultado hasta ahora muy hábiles, para evadir y dilatar el proceso, que se lleva en  su contra por  presunta estafa,  a más de 180 personas, que les entregaron recursos,  cercanos a los $ 4 mil millones, para venderles un apartamento y hasta el momento,  ni les entregan su vivienda, ni les devuelven el dinero.

El proceso cursa desde hace más de un año en el Juzgado tercero civil del circuito de Yopal y ha tenido muchos tropiezos, debido a las evasivas de los representantes de dicha constructora, que aunque no incluyen al hoy diputado Manuel Enrique Albarracín  si se tienen muchos testimonios, que lo involucran en esta investigación.

Lo último que sucedió con este caso  fue que los representantes de la constructora,  evadieron hacer presencia en una inspección judicial a sus oficinas, ordenada,  por la  juez  con debida anticipación.

Los representantes, dieron una dirección que al final no coincidía con una oficina de una constructora y cuando fueron al lote en el que se pretendía construir el proyecto habitacional, lo que encontraron fue a una mujer que reside allí con sus hijos en un predio, que, según ella, le dieron para recuperar un dinero que ella le prestó a Manuel Enrique Albarracín a través de dicha constructora.

Esta persona de nombre Olga Abelaida Niño Parra, quien dio su versión ante la juez del porque resulto ocupando, parte de este predio, que se suponía, era una de las garantías, para que los inversionistas no perdieran su dinero.

Precisa Olga Abelaida Niño Parra que compró el terreno en el 2017 a la constructora Palmarito, pero que no le han dado escritura y exhibió un contrato y una licencia de división material.

En su declaración ella manifestó que prestó suscribió los estados financieros de una junta  de vivienda y que después pasó esos activos a la constructora Palmarito.

Dijo igualmente que quien efectuaba dicha labor, la firma Foreber SAS, no tenía la licencia del Software actualizada.

El abogado, que apodera a las víctimas de este caso, Oscar Zampayo,

se mostró sorprendido con esta declaración, ya que señala que sus apoderados, no tenían conocimiento de que se había enajenado parte del terreno, donde se iría a construir el proyecto Torres de Palmarito.

Agregó que de todas maneras, esta declaración aporta muchas luces a todo, el trabajo que hizo la firma Palmarito y se espera que el despacho judicial, tome decisiones, frente a la declaración voluntaria rendida por esta persona.

Aparte de esta declaración, la diligencia de inspección a las oficinas de Palmarito , no, se pudo dar, porque en el lugar no se encontró ningún documento.

Otro de los aspectos que sale de esta reciente audiencia es que el diputado Manuel Enrique Albarración es mencionado, por todas las personas, que se ven inmersas en este negocio, que afecta sus patrimonios.

Antes estos incumplimientos de los implicados en el caso, la juez tercera civil del circuito ordenó que se inicien varios incidentes desacato  por presunta obstaculización,  a esta diligencia y además, por temeridad.

También la juez ordenó que se inicie otro incidente por incumplimiento de obligaciones de parte de la constructora en mención.

Además, ordenó que se deberá allegar toda la información contable para que un perito que designará el juzgado haga las evaluaciones correspondientes.

Por último se ordenó requerir, información,  a los bancos de Yopal, si Palmarito SAS, ha solicitado en los últimos años préstamos.

Adicionalmente se le pedirá a la Dirección de impuestos nacionales DIAN, información exógena, de terceros, que hayan tenido relación con esta empresa.