El Gobierno departamental quiere gastar recursos de estampilla pro anciano, sin girarle a los municipios, lo que genera inconformismos.

En control político realizado a la Oficina de Acción Social,  gobierno seccional mostró  avances de los cinco proyectos  que se manejan desde esta dependencia, dentro de los cuales se resaltó el trabajo de  unidades productivas, que se viene adelantando con 500 familias de la Red Unidos y que fue destacado como proyecto exitoso a nivel nacional, revela comunicación de la oficina de prensa de la Duma.

Por su parte el diputado José Barrera, sobre estos datos entregados por las funcionarias de dicha dependencia se tiene una muy cuestionable contratación de , muchos profesionales a altos costos, para dictar cursos en dos o tres meses.

Sostuvo  que en cursos de capacitación en la secretaria de acción social del departamento se gasta mucha plata y beneficios para personas  vulnerables son  mínimos

Agregó que se debe hacer más gestión en los organismos, nacionales, para obtener recursos destinados a la población vulnerable.

Cree José Antonio Barrera Blanca, que con tanto curso, los recursos,  de Acción social, se gastan es en solo funcionamiento.

En esta actividad desarrollada, en la Asamblea se supo que por supuesta directriz del Gobierno Nacional, serían manejados directamente por parte de la Administración Departamental los recursos del adulto mayor que provienen de la estampilla pro anciano.

Frente a esto, se aclaró  que  dichos recursos ascienden a los $  4.600 millones de los cuales 4.222 (aproximadamente) se direccionarán para atención y bienestar social de los adultos mayores y los recursos restantes para  interventoría y supervisión.

En el debate concurrió  la Secretaria de desarrollo social y de gobierno del municipio de Nunchía, Sandra Garzón, quien  planteó inquietudes, frente al manejo de recursos, de la estampilla, pro adulto mayor y de la forma como se pretende hacer.

La funcionaria se opuso a que la gobernación disponga de recursos, de la estampilla pro anciano en forma directa, en programas, que son incompletos, para las personas de la tercera edad.

Explicó que la gobernación, quiere toma la plata de la estampilla, pero no asume el manejo de los centros de atención de los adultos mayores.

Precisó que los municipios, han manejado estos recursos, con mejores resultados, pero deben cumplir con el pago de obligaciones