La oficina de Gestión del Riesgo del departamento, informó que la próxima semana quedaría listo el paso elevado del acueducto del municipio de Aguazul, sector Palo Santo, principal fuente de abastecimiento del preciado líquido para más de 25 mil habitantes.

Como se recordará dicho pasó, había colapsado, en el año 2016 debido al fuerte invierno caído en la zona y que produjo deslizamientos en esta zona de ladera.

Ante esta contingencia la administración municipal en cabeza de Renier Darío Pachón debió declarar una emergencia y gestionar ante la gobernación los recursos, para una solución definitiva.

Según el breve reporte que entrega la oficina de gestión del riesgo en un informe digital, las obras las construye la gobernación de Casanare y la alcaldía  de Aguazul.

De esta manera se solucionan los racionamientos a que se vieron abocados los Aguazuleños,  por un tiempo y los contratiempos, para el suministro del preciado líquido.